Profundamente observado

La muerte de Raúl Alfonsín

LAS DEUDAS DE UN ADIÓS PERMANENTE

02Abril, 2009. El 31 de marzo pasado, el vestigio de la vida cotidiana de los argentinos se paralizó rotundamente y tomó paso la reflexión absoluta. Sentimientos desencontrados pero marcados, en su mayoría, por una profunda angustia  tras la pérdida física de Raúl Alfonsín.  Sin embargo, una vez más, este hombre de fuertes convicciones, le devolvió al pueblo la memoria”.  Ivana Franco

El pasado se hizo presente en cada uno de los actos, emisiones especiales de los medios de comunicación y en la voz de la gente. Comenzamos a tomar conciencia de conceptos propios de una democracia privilegiada pero a veces degastada en tiempos actuales. Nos dimos cuenta que algo andaba mal. El fortalecer el diálogo, expresión utilizada a ultranza por Alfonsín, puso sobre la mesa la necesidad de cambio. La frase de una mujer que miraba con ojos cristalizados el velatorio del ex presidente por televisión, resume un pensamiento genuino:    Hay que estar en el otro mundo para que lo valoren”.

En muchas ocasiones, Alfonsín fue criticado con dureza por su gestión durante su mandato. Inclusive, la hiperinflación y la imposibilidad de llegar adelante el país en la década del 80, pudo  ganar  terreno  en la memoria del pueblo, por encima de la conquista inigualable frente a los militares. “Los argentinos no me perdonaron la hiperinflación. Tengo una deuda con ellos”, expresó en su momento el ex jefe de Estado.

El replanteo nos lleva a remover  aquellos errores que todavía no podemos corregir: “La falta de humildad,  la falta de tolerancia, la falta de honestidad”. Nos sentimos en faltan y no debe extrañarlos el hecho de que miles de personas se hayan consagrado en las calles para darle el último adiós. 

Ayer, tuvimos  veinticinco razones para recordarlo. Hoy, debemos retribuirle y contribuir a la paz social. Quizás es ese momento podamos afirmar con certeza: FELICES PASCUAS!.  

 

Ivana Franco

 

EL DÍA EN QUE EL MURO BLOQUEO NUESTRAS IDEAS

10 Abril, 2009. Cuando digo la palabra “muro”, inmediatamente la relaciono con un hecho histórico aberrante como fue lo ocurrido en Berlín donde un simbólico paredón dividió literalmente el Este y el Oeste desde 1961 hasta 1989.

Ya pasaron veinte años y la construcción de un polémico muro construído recientemente en San Isidro separándolo del partido San Fernando, demostró una vez más la falta de ideas.

Destaco la declaración realizada por la presidenta, Cristina Fernández, quiero aclarar que mi intención no es manifestar una postura partidaria sino sintetizar una visión sobre la problemática, después de una comunicación realizada al intendente del municipio de San Fernando, Osvaldo Amierio: “El muro es una involución”.

Es una involución porque no nos hacemos cargo de los problemas que aquejan a la sociedad. La inseguridad es un fenómeno social y por ende involucra a todos y no solamente a la Capital Federal y Gran Buenos Aires. Además, encolumnarse detrás de un paredón es un acto de vulnerabilidad ante la falta de políticas adecuadas.

La incoherencia de pedir seguridad para algunos cuando todos vivimos bajo un mismo techo, demuestra ese individualismo que nos deja progresar como país. Si bien es aceptable que el deber de cada intendente y de cada gobernante es velar por los suyos, es necesario llevar a cabo políticas nacionales de cooperación para combatir la falta de protección a la cual estamos expuestos.

La mediatización hizo que las miradas estuviesen puestas en San Isidro y que representantes de distintas entidades del Estado, de la Iglesia y del Poder Judicial izaran sus banderas en contra de la discriminación cuando desde sus lugares son autores materiales de hecho incomprensibles.

Necesitamos ideas y la necesidad urgente de concretar en los actos el significado de la solidaridad. Si nos tomamos el tiempo para construir un paredón, ¿no sería mejor tomarnos el tiempo para saber en qué estamos fallando y no pasarle la pelota al otro?.

 

Ivana Franco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s